La revista Cantabria Económica publica este mes un reportaje sobre nuestra empresa

//La revista Cantabria Económica publica este mes un reportaje sobre nuestra empresa

La revista Cantabria Económica publica este mes un reportaje sobre nuestra empresa

Las conservaras de anchoa buscan más valor añadido

Ana María, la ganadora de las últimas Ferias de la Anchoa amplía su gama con el verdel

Tener una fábrica pasada durante parte del año no es un buen negocio, por mucho que su producto sea estacional. Las conservaras de anchoa hace tiempo que han extendido ña temporada de trabajo gracias a las cámaras frigoríficas que les permiten tener congelado el tocarte hasta el momento de procesado, pero algunas, como Ana María, están ampliando su gama de productos con la intención de tener la máxima ocupación posible de las instalaciones y hacen estrategias para aumentar el valor añadido.

Hace años, algunos fabricantes de anchoa podía sobrevivir cómodamente con unas producciones muy limitadas, vendidas a muy alto precio. Otros, como es el caso de Conservas Ana María, basaban su negocio en la rotación de producto, vender muchas unidades con un margen muy pequeño. Estos dos modelos han convivido y aparentemente respondían dos segmentos de calidad, pero los resultados de las catas ciegas lo han puesto en cuestión. Conservas Ana María ha ganado las dos últimas Ferias de la Anchoa de Santoña y acaba de recibir el Great Taste británico con una estrella, lo que demuestra que también puede encontrarse la mejor calidad en segmentos de precio bastante más moderados.

La empresa santoñesa de la familia Fernández está rompiendo otros muchos moldes. Hace tiempo que acabó con la idea tradicional de que la elaboración de anchoa solo puede ser un trabajo de temporada, al utilizar la salazón y el congelado de la materia prima, lo que le ha permitido extender la actividad a lo largo del año rentabilidar mucho mejor las instalaciones. Ahora está ampliando su gama de productos para conseguir que no solo estén ocupadas todo el ejercicio sino toda la jornada.

La fábrica de anchoa empezó esta diversificación hace un año con los pasteles 8patés) de pescado de varios sabores y ha continuado con los mejillones y la sardinilla pero la apuesta que puede tener más largo recorrido en su intento de crear valor añadido es el verdel (la caballa), una especia muy abundante en Cantabria que no había conseguido el aprecio gastronómico hasta que varios cocineros famosos han empezado a introducirla en sus platos por su potente sabor y la textura de su carne. Ana María ha optado por trabajar con los calibres más altos (de dos peces por kilo), que ultracongelados tras descabezar y desangrar.

Pasteles de pescado y lomos de verdel envasados por Conservas Ana María

La conservara santoñesa ha ensayado durante meses las presentaciones más idóneas para los platos preparados con esta especie y ha hecho prueba de cata antes de decidirse por la preparación al pimiento de expelente, ligeramente picante, que es muy popular en los hogares franceses.

El éxito de este plato envasado puede abrir nuevas ventanas no solo a Ana María sino a todo el sector, dado el importante volumen de capturas de verdel que se da en el Cantábrico, el bajo precio en lonja, la buena acogida que está teniendo y el mercado que abre en todo el país, ya que la caballa es bien conocida en muchas regiones del interior. “Hay mercado para todos”, aseguran desde Conservas Ana María.

Si la iniciativa cuaja, como parece, también puede mejorar la cotización en lonja de una especia cuya captura en algunos momentos del año solo sirve para mantener la actividad de la flota pesquera.

Bárbara Gómez, responsable de comercio internacional de Conservas Ana María

 


Las marcas se asientan


el sector de la anchoa siempre ha estado muy atomizado, pero empiezan a asentarse las marcas y Ana María ha trabajado duro para implantar la suya en todo el país, con una estrategia que ha roto moldes, por sus campañas de marketing directo o la introducción de la decoración artística de las latas. En esta búsqueda de la notoriedad han resultado decisivos los éxitos nacionales e internacionales que han tenidos sus anchoas en las catas, al convertirse en la fábrica más premiada de los últimos años. 

La empresa confía en que ese conocimiento popular también le abra las puertas del comercio electrónico, otra de las vías para capturar valor añadido, ya que puede llegar al consumidor final sin intermediarios y su capacidad de distribución se extiende a todo el planeta. La última versión de su portal de Internet, en el que ha hecho notable inversión, busca precisamente este mercado directo.

2017-09-21T10:24:59+00:0021/09/2017|Prensa|Sin comentarios

Deje su comentario

Usamos cookies para mejorar esta tienda. Más información ACEPTAR
Aviso de cookies